Nunca es tarde si la velocidad de rotación (spin rate) es buena

En junio de 2019, fue publicado el libro “The MVP Machine”, por Ben Lindbergh y Travis Sawchik. Cuando leímos por primera vez la frase que encabeza su portada presagiamos que, descubriríamos algo diferente, sobre nuestra principal pasión.

Léelo, y no volverás a pensar en el béisbol de la misma manera.

Nate Silver (Tomado del libro “The MVP Machine”)

¡Ya lo comprobamos! Ahora pensamos en el béisbol desde otra perspectiva. 

Anteriormente, solo utilizábamos los datos para el estudio de contrarios, la evaluación y el pronóstico del rendimiento de un jugador o equipo. De esta manera, ignorábamos el proceso de desarrollo de un jugador, poco podíamos aportarle para que alcanzara su mejor versión. Sin embargo, gracias a las experiencias descritas en este libro comprendimos como la ciencia y la tecnología pueden identificar o desarrollar las habilidades de cualquier jugador de béisbol.

El equipo obtiene la mejor versión de este jugador, y el jugador maximiza su valor.

Jerry Dipoto (Tomado del libro “The MVP Machine”)

Este fenómeno ha revolucionado el béisbol. Por su impacto, hemos decidido profundizar y compartir algunas de las experiencias publicadas en este libro, convertido en nuestra guía para el desarrollo de jugadores.

La primera historia que les presentamos demuestra cómo el lanzador Rich Hill, consiguió cambiar el rumbo de su carrera, convirtiéndose en uno de los mejores lanzadores de la MLB. En agosto de 2015, este zurdo llegaba a los Medias Rojas de Boston (por segunda vez en su carrera) bajo contrato de liga menor, con 35 años y los antecedentes siguientes:

  • 6 equipos durante 10 temporadas en MLB

  • 3.7 de WAR acumulado en 10 temporadas (3.4 alcanzados en 2007, su mejor temporada)

  • Menos de 50 entradas lanzadas por temporada

  • Ningún juego iniciado en las últimas 5 temporadas

  • 2 intervenciones quirúrgicas (codo y hombro)

Basado en su edad, rendimiento anterior e historial de lesiones, ningún algoritmo le pronosticó, para los próximos 5 años, un rendimiento similar a Max Sherzer, Clayton Kershaw, Justin Verlander, Chris Sale u otros líderes de la liga. Pero, otra fue la realidad, convirtiéndose, entre 2015 y 2019, en el 4to lanzador de menor promedio de carreras limpias permitidas y el 6to de mayor cantidad de ponches por cada 9 innings (entre los lanzadores de la MLB con al menos 400 innings). Para ir entendiendo un poco más lo sucedido, repasemos algunos números (antes y después de 2015):

Fuente: Fangraphs

Es notable la evolución en el rendimiento de Hill:

  • Nuevo rol, con mayor responsabilidad (antes relevista, ahora abridor). Aclarar, que esto solo ocurre cuando un lanzador demuestra que tiene capacidad y recursos para lanzar un mayor volumen de lanzamientos y dominar en varias ocasiones al mismo bateador (es decir, lanzar durante 2 o 3 vueltas a la alineación). Por lo tanto, adquiere mayor valor la actuación de Hill.

  • Mayor dominio de la zona de strike (menor frecuencia de bases por bolas y mayor frecuencia de ponches).

  • Mayor capacidad para provocar conexiones de rolling.

  • Mayor aporte a su equipo. Utilizando el WAR, podemos afirmar que tuvo tres veces más valor para su equipo, que en sus primeras 10 temporadas.

Entonces, ¿qué ocurrió?

En enero de 2015, los Medias Rojas de Boston contrataron a Brian Bannister (lanzador de MLB retirado en 2011) como scout profesional y analista. Luego en agosto, Bannister se cruzaría en el camino de Hill, cambiando su carrera para siempre.

La velocidad y eje de rotación de una pelota lanzada, el movimiento horizontal y vertical de cada lanzamiento, la extensión del paso y el punto de liberación del lanzamiento, son métricas imposibles de capturar con exactitud por el ojo humano. Por tanto, para registrar y analizar estos datos, es necesario auxiliarse en tecnologías de compañías como Trackman. Bannister accedió a estos datos e identificó la habilidad de Hill para hacer rotar su curva. Sabía que, si Hill variaba la forma en que lanzaba su curva, podría utilizarla con mucha más frecuencia.

Algunos pitchers lanzan duro pero recto, mientras que otros (como Hill) lanzan más suave, pero con rotación (spin).

Brian Bannister (Tomado de libro “The MVP Machine”)

Aunque han sido demostrados los beneficios de la velocidad de rotación de la pelota para los lanzadores, es necesario que combinen esta habilidad con otros elementos como la velocidad, el punto de liberación, el eje de rotación y la localización de sus lanzamientos (profundizar en Driveline). Precisamente, Bannister explicó a Hill que podría variar la velocidad de sus lanzamientos, rotación y localización, lanzando la curva más arriba de manera similar a la recta. Fue la primera vez que alguien se le acercaba a Hill para comentarle sobre el diseño de sus lanzamientos.

Principales ajustes realizados por Rich Hill

Sustituyó la recta de 2-costuras (sinker) por recta 4-costuras, utilizando mejor la velocidad de rotación de su recta para provocar mayor movimiento en la vertical, y aumentar la separación entre su curva y su recta.

Subió el punto de liberación de su curva. Ahora, libera su curva a 5.8 pies del suelo, más cerca de su recta 4-costuras. Antes, liberaba su sinker a 4.6 pies, permitiendo que los bateadores descifraran mejor sus lanzamientos.

Estos ajustes le garantizaron un punto de liberación similar entre su recta 4-costuras y su curva, con similar trayectoria durante los primeros 20 pies, aumentando la diferencia en el movimiento vertical/horizontal a medida que sus lanzamientos se acercan al bateador (fenómeno conocido como túnel).

De esta manera, optimizó su limitado repertorio conformado fundamentalmente por dos lanzamientos con velocidad inferior a la media: recta 4-costuras (90 mph) y curva (75 mph), convirtiéndose en un lanzador menos predecible.

Para observar otras estadísticas avanzadas sobre el rendimiento de Rich Hill, recomendamos consultar su perfil en Baseball Savant o Brooks Baseball.

En resumen, mejoró la efectividad de sus dos lanzamientos, aprovechando todo el potencial oculto en su velocidad de rotación, y al mismo tiempo, la vida le cambió para siempre.

Pasó de un contrato de liga menor, a un contrato de MLB con salarios multimillonarios en los próximos 5 años, alcanzando en la temporada pasada (2019) su salario tope ($18,000,000).

Fuente: Baseball Reference

¿Quién lo iba a pronosticar?

A pesar de que para perfeccionar o diseñar un lanzamiento es necesario tener en cuenta otros aspectos en los que indagaremos próximamente, en este caso podemos concluir que:

Nunca es tarde si la velocidad de rotación (spin rate) es buena

Y estamos seguros que, gracias a la aplicación de la ciencia y la tecnología en el béisbol actual, será difícil que un jugador con las potencialidades de Rich Hill vuelva a pasar desapercibido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *